INICIO

INICIO

¿Por qué se usan calentadores en ballet?

Publicado el: 22/01/2020 19:12:26
Categorías: Danza y Ballet

¿Por qué se usan calentadores en ballet?

El equipo perfecto para una bailarina de ballet es un maillot, unas medias y unas zapatillas de media punta. Pero además, para calentar los músculos antes y después de la clase, es recomendable llevar unos calentadores de ballet. El calentamiento es una etapa indispensable sin importar cuál sea el nivel de la bailarina. Una verdadera necesidad en las regiones del norte, donde los inviernos son más fríos.

De hecho, surgieron en la década de los 80 precisamente para ello y, gracias a películas relacionadas con la danza, se convirtieron en poco tiempo en parte del atuendo básico de las mujeres de la época. Y en los últimos tiempos han vuelto a resurgir.

Descubre las utilidades de llevar calentadores cuando bailas

Los calentadores de ballet son una prenda de vestir que cubre la pierna desde el tobillo hasta la rodilla y que usan tanto los aficionados como los profesionales de la danza para mantener calientes los músculos de la piernas durante la práctica. Empezaron a confeccionarse con materiales gruesos como el algodón o la lana, pero actualmente se elaboran en tejidos más delgados y podemos encontrarlos en todos los colores.

Podemos darte mil razones por las que llevar calentadores de ballet es importante para bailar pero, sin duda, la más importante es la necesidad de mantener las piernas calientes ágiles y tonificadas, lo que favorece la elasticidad y ayuda a prevenir lesiones. Los estudios realizados hasta la fecha han demostrado que la eficiencia mecánica de un músculo es mucho más óptima cuando aumenta la temperatura corporal. Por eso, no es extraño que se hayan convertido en una prenda básica dentro del vestuario de las bailarinas de ballet.

Durante el entrenamiento hay una serie de lesiones musculares que pueden producirse, siendo las más habituales la rotura fibrilar, las sobrecargas y, en el peor de los casos, el desgarro de los cuatro grandes grupos musculares de las piernas: isquios, cuádriceps, abductores y gemelos. El trabajo de elasticidad como el grand ecart o las acciones explosivas como el grand battement, ejercicios muy comunes en la barra de una clase de ballet, combinados con una zona muscular fría, son algunas de las causas principales de estas lesiones.

Los calentadores cortos de ballet permiten cubrir la pierna desde la zona del tobillo hasta la parte de arriba del gemelo y cuentan con bajos elásticos que proporcionan una sujeción total, lo que resulta muy útil tanto para poder realizar bien los movimientos como para prevenir lesiones durante las clases de ballet. Además, ayudan a mantener los calentadores en su sitio sin que se resbalen. Hay que tener en cuenta que durante las clases estaremos en constante movimiento.

Por otro lado, no debemos olvidar que cuando nuestros músculos están calientes, rinden mucho mejor, por lo que los calentadores de ballet, junto con los ejercicios de calentamiento, nos ayudarán a ir adaptando de manera progresiva el instrumento principal que usaremos en la clase, que son nuestras piernas. Recuerda que el cuerpo es nuestro instrumento y que su cuidado es nuestra responsabilidad.

Compartir

Añadir un comentario

 (con http://)