INICIO

INICIO

Cómo cuidar tus trajes de feria

Publicado el: 22/05/2019 14:41:45
Categorías: Moda Flamenca

Cómo cuidar tus trajes de feria

Cuando llega la feria, todas estamos ansiosas por lucir o estrenar nuestros trajes de flamenca y para ver los de nuestras amigas, nuestras familiares, famosas e influencers. La cuestión es que es muy probable que quieras volver a usarlo algún otro año y querrás que parezca nuevo. Para que los trajes de feria duren muchos años y se mantengan en perfectas condiciones, es importantes lavarlos, arreglar los desgarros y guardarlos con cuidos en cuanto terminen las celebraciones. De esta forma, ya sea en otra feria al mes siguiente o al año siguiente volverás a tenerlo como nuevo. Lo más cómodo es llevarlo a una tintorería especializada en este tipo de tejidos donde lo laven y los planchen, pero si prefieres hacerlo en casa, a continuación te daremos algunos consejos.

Los trajes de feria son prendas delicadas que hay que cuidar

Los popelines con los que se elaboran los trajes de feria presentan composiciones muy variables. Siempre debes seguir las instrucciones del tejido más delicado. Pero además, debes saber que en los tejidos de los vestidos de flamenca e usan colorantes que son débiles al roce, por lo que se mezclan con resinas para que queden mejor fijados. A mayor calidad de la resine, más solidez y el tacto más aprestado. Y cuanto más suave es el acabado, menos sólido es el pigmento. En la actualidad, las tendencias de moda buscan tactos más suaves. Se refuerza el color con la estampación, pero esto hace que los trajes de feria sean muy débiles al roce. Además, la combinación de colores claros e intensos es muy delicada al roce, al frote y al sudor.

Comprueba si tus trajes de feria necesitan algún arreglo de costura

En la feria son normal los pisotones, enganchones y desgarros. Revísalo con detenimiento, prestando especial atención a aquellas zonas que suelen dañarse con mayor facilidad, como los bajos. Es importante que lo hagas antes, ya que al lavarlo podría empeorar.

Lavado

Si tu traje de feria es de lunares pigmentarios, siempre debe lavarse a mano, con agua fría y sin frotar. Solamente puedes meterlo en la lavadora si lo poner en un saco de malla y lo pliegas al revés para evitar el roce. Usando siempre un programa en frío para prendas delicadas, de centrifugado corto, con abundante agua y un vaso de vinagre y otro de sal para que se fijen los colores. Por supuesto, no incluyas otras prendas en la misma carga y no usen lejía. No obstante, si el vestido tiene bordados de pedrería, lentejuelas o similares, no te quedará más remedio que lavarlo a mano, ya que es la manera más segura de lavarlo.

Secado

Lo más recomendable es tender el traje de feria sin escurrir y sin exponerlo directamente al sol, siempre a la sombra. De lo contrario, el color podría degradarse. Nunca lo seques en la lavadora o en la secadora, ya que el traje húmedo podría rozarse y estropear el color.

Planchado

Una vez que el traje esté completamente seco, plánchalo al revés a una temperatura media, nunca superior a los 150 grados, evitando cualquier tipo de roce. Ten mucho cuidado con las capas de cancán de los volantes, ya que los materiales pueden no ser compatibles con la plancha.

Compartir

Añadir un comentario

 (con http://)